Navidad, pesada Navidad

imagen-destacada-post-navidades

El otro día comentaba que a lo mejor me escondía debajo de la alfombra durante la navidad y omitía comentarios al respecto de la alimentación navideña, pero no me he podido resistir. A muchos la navidad se nos atraganta un poco por pesada, literal y metafóricamente, es decir, que se hace espesa en lo personal y en lo dietético. Dejaré la espesura personal para otros foros y me centraré en lo dietético, es decir, alimentario y dípsico, en otras palabras ingesta sólida y líquida.
Qué duda cabe de que la navidad es época de excesos permitidos, consentidos y/o inducidos, más bien esto último creo yo, y que tendemos a descuidarnos tanto en lo referente a la salud como en lo económico, para hacer, la mayoría de las veces un punto y aparte con borrón y cuenta nueva para enero, que por cierto muy frecuentemente suele durar 15 días.
¿Qué es lo que suele ocurrir durante la navidad?, que nos excedemos en la ingesta, tanto sólida como líquida, (por suerte este año los días más señalados caen en fin de semana y no se hará tan grande este exceso navideño), y como resultado tenemos un incremento en el peso, pero no derivado de una hipertrofia muscular precisamente, sino derivado de una “hipertrofia adipocítica” (si se permite el palabro).
Normalmente se suelen dar cifras del incremento del peso durante estas fechas, y es de eso de lo que voy a hablar hoy, con motivo de la reciente publicación de una carta al editor en la New England Journal of Medicine, donde se analizaban datos acerca de la variación del peso en personas de tres países diferentes durante determinadas festividades típicas en cada uno de ellos.

diagrama-post-navidad
Estos países fueron Estados Unidos, Alemania y Japón y las festividades típicas consideradas, el día de acción de gracias y las navidades en referencia a Los Estados Unidos, la semana santa referente a Alemania y la semana dorada de Japón.
Se registraron y valoraron datos relativos al peso de personas que utilizaban la tecnología de Withings a lo largo del periodo de tiempo transcurrido entre agosto de 2012 y julio de 2013.

tabla-post-navidad
Se trata de tecnología inalámbrica que conecta una báscula donde se analizan diferentes parámetros de composición corporal con una aplicación para dispositivos móviles donde se almacenan y se procesan los datos a fin de ver entre otras cosas la evolución de los mismos.
Además del peso se obtuvieron datos como la edad, el sexo, altura, país y zona horaria.
En total se analizaron los datos de 2.924 personas.
¿Qué se observó? Que hubo un incremento significativo del peso entre mediciones realizadas 10 días antes del día de navidad y 10 días después del mismo. Concretamente un 0,4% en Estados Unidos, un 0,6% en Alemania y un 0,5% en Japón (P<0,001). ¿Y qué significa esto de la P<0,001?? Pues que la probabilidad de que ese aumento sea debido al azar es menor que el 0,001 % o que la probabilidad de que sea por una razón diferente al azar sea del 99,9%.

imagen-destacada-post-navidades
Como bien nos explica Maelán Fontes en sus formaciones de nutrición basada en pruebas, que sea una diferencia significativa, es decir, que la diferencia no sea debida al azar, no tiene por qué ser muy relevante en lo referente al efecto, ya que por ejemplo estos datos citados significan que las personas han ganado de media un 0,5% de peso en navidad y que es poco probable que se deba al azar (0,001% de probabilidades). Sin embargo el efecto, osea la ganancia de peso, no parece ser muy grande, ya que si tomamos una persona de 80 Kg que gane un 0,5% de peso, serían 400g. Quizá esta no sea una gran ganancia de peso, probablemente se deba a que las personas que utilizan este tipo de tecnología para la salud y el fitness, tienen un cómodo nivel adquisitivo, lo cual está ligado a una mayor concienciación para la salud, un mayor nivel cultural etc., lo cual podría suponer un gran sesgo en este estudio. Sin embargo se observa que la mitad de la ganancia de se mantiene hasta los meses de verano. Todo esto me lleva a pensar que en otro tipo de poblaciones más dadas al desajuste dietético, la ganancia de peso muy probablemente sea mayor de 500g, algunos expertos dicen que es de 2 a 4 kilos aquí en España, y que cuanto mayor es el sobrepeso antes de la navidad más kilos se ganan durante las navidades. Si damos por cierto esto, no resulta descabellado pensar sobre el riesgo que supondría encadenar temporadas de excesos institucionalizados, navidad, semana santa, verano, fines de semana, etc., dado que si en personas que teóricamente “se cuidan” la mitad de la ganancia se mantiene hasta verano, una persona que no mire demasiado por su salud, donde la ganancia de peso en navidad sea mayor, y probablemente en el resto de ocasiones durante el año, puede ir acumulando un balance positivo de acumulación de grasa que repercuta muy negativamente en su salud a medio largo plazo.

Conclusión, vamos a tratar de sobrellevar estas fechas lo mejor posible, una buena recomendación es que se haga uso de una buena planificación de menús o de visualización de las situaciones con las que nos vamos a encontrar, para tratar de plantear remedios por adelantado y tratar así de no desajustar nuestra rutina. Podría ser útil pensar en esas personas motivadas y que se cuidan, que utilizan estos gadgets para la salud y el fitness, que aun así almacenan la mitad de la ganancia de peso hasta San Fermin, y que puede ser peor en personas con más sobrepeso previo que tengan más desajustes alimentarios.

pie-pagina