Correlación entre medidas antropométricas

imagen-destacada-post-tesina

Sobre medidas antropométricas:

Ayer fue el típico día raro, 6 de diciembre día de la constitución, día de fiesta o no según para quién y por qué motivos, desde luego ser autónomo es uno de ellos tal y como confirmé con una chapista de mi pueblo y con la secretaria de mi colegio y también, por qué no decirlo, en el espejo de mi casa…

En fin que era día raro, tanto es así que por la tarde me encuentro un e-mail de la red social Reseach Gate preguntándome “Is this yours?”… sin saber a qué se refería porque de momento no he publicado nada, el caso es que lo comprobé y efectivamente se trataba de parte de mi trabajo de fin de máster, de hace más de 2 años, que mis directoras habían tenido a bien publicar en la revista española de antropología física. Se trata de un estudio meramente observacional para ver correlación entre diferentes medidas antropométricas de estudiantes de la Universidad del País Vasco.

primera-imagen-post

Al margen de la mera observación de estas correlaciones entre medidas antropométricas, también pusimos el foco en una hipótesis derivada  de la significativa correlación entre la anchura bicrestal y el sumatorio de 7 pliegues, es decir entre la complexión ósea y la masa grasa, planteada por Henneberg y Ulijaszek, (2010) y Lucas y Henneberg (2014). Esta hipótesis afirma que una mayor complexión ósea permite albergar un aparato digestivo mayor, con mayor capacidad de absorción y a su vez con menor capacidad de saciedad por distensión, y que por tanto una complexión ósea grande aumenta las probabilidades de  padecer un balance energético positivo y de tener un tejido graso mayor. En nuestro trabajo se ven correlaciones significativas en este sentido al igual que en los estudios donde se plantea la hipótesis.

Otra de las cuestiones más interesantes gira entorno a la utilización del índice cintura-cadera para valorar el estado nutricional ya que se observa una mayor correlación entre el perímetro de la cintura y el tejido graso que si utilizamos este índice. Quizá de ahí que se plantee la relación con respecto a la talla para valorar este perímetro.

Obviamente la hipótesis sobre el tejido óseo y la masa magra eso eso, una hipótesis y como es lógico para abundar más en ella se necesitan más y mejores trabajos, pero como idea me resulta cuando menos interesante.

Me gustaría darle las gracias por esta publicación y por mi paso por su departamento a la Dra. Esther Rebato y la Dra. Aline Jelenkovic que fueron mis directoras en el TFM del máster de Nutrición y Salud en la UPV/EHU.

Mañana será otro día raro, no sé si habrá alguna sorpresa, de lo que sí estoy seguro es de que tocará curar…

pie-pagina